miércoles, 26 de septiembre de 2012

Pensando en Lorca...

Una España oscura de principios de siglo XX, la misma que aún no se ha borrado por completo, en donde la tradición Católica sustituía a la razón condenó a al poeta granadino al ostracismo primero y luego a al paredón. En su época, ser homosexual, más que un pecado era un crimen. Igual que la tragedia de la truncada sexualidad de Adela en La casa de Bernarda Alba no levanta el grito adolorido y angustiado de su madre, sino su silenciosa represión, la España de García Lorca, su Madre Patria, le asesinó, sumariamente, la madrugada del 19 de agosto de 1936. Ho hace 76 años y cinco días de esa grosera agresión.